Memorias de un switcher: dejar de usar Windows y pasarme a MAC OS X

0
19

ÍNDICE:

  1. Sobre la pérdida de datos (importante)
  2. Prólogo
  3. Introducción
  4. Primer capítulo: Primeras impresiones
  5. Segundo capítulo: Uso de los programas y aplicaciones

 

 

 

IMPORTANTE: SOBRE LA PÉRDIDA DE DATOS

He querido poner este apartado al principio para que sea nada más comenzar el artículo y destacar que es algo muy importante.

Es sobre la pérdida de datos al pasar archivos de un disco duro NTFS (aunque también es posible en uno FAT) a un disco duro HFS+. Mac soporta nativamente la lectura de archivos en NTFS, pero no su escritura. Para ello hay utilidades de otros fabricantes como Paragon. Está claro que esta solución no es muy adecuada para trabajar continuamente con archivos en particiones o discos duros NTFS, sino como algo que uses de forma puntual para copiar a un disco duro multimedia o a un pendrive. Por ese motivo, me puse a copiar los archivos de los discos duros NTFS al nuevo HFS+ y así poco a poco ir formateando cada disco duro a HFS+ mientras sus datos estaban en los demás discos duros.

Pero mi problema surgió cuando copié una carpeta con películas desde un disco duro NTFS a otro con formato de Mac (HFS+). En mitad de la copia de los archivo me dió un error de lectura / escritura “-36 de I/O”. Mi problema surgió cuando comprobé que ni en el disco duro de destino ni en el de origen ha quedado ningún contenido en la carpeta. Están ambas totalmente vacías. Ni rastro de los archivos que había en ambas. El contenido “perdido” era de 1TB aproximadamente.

Actualmente estoy tratando de recuperar los archivos mediante software de recuperación de datos. Con esto quiero comentaros que tengáis muhco cuidado a la hora de copiar archivos entre discos duros NTFS y HFS+. Se supone que es algo que debería haber sido arreglado en la versión 10.6.2 de MAC OS X, pero que sigue igual (o mal arreglado). Según he leído, si los copias por el terminal no te pasa eso; porque se supone que es un bug del Finder. Me preocupa haber encontrado demasiada literatura en internet sobre este error de copia de archivos. Según he leído, con las particiones FAT32 no para porque hay una completa integración. Así que si no usais archivos de más de 4GB, usar la tabla de asignación de FAT32 para evitar problemas (incluido copia de datos a un pendrive o disco dur omultimedia).

Y nunca mováis ni transladéis datos; copiadlos siempre y después comprobáis que todo ha ido bien. A continuación borráis los duplicados que no necesitéis.

 

PRÓLOGO:

Todo este “propósito” ha surgido porque me está dando bastantes problemas Windows 7. Hace menos de un mes lo volví a instalar completamente desde cero. Y últimamente me es imposible abrir unas cuantas pestañas en Chrome para leer las última novedades de empresas y fabricantes para poder actualizar las noticias de la web. Y aunque creo que tengo mucha paciencia, ha llegado a su límite.

Desde hace meses le llevo “prestando atención” a MAC OS X. Me compré una revista donde desgranaban las novedades de Snow Leopard (el último SO de Apple). Desde entonces me ha llamado la atención…

Primero os contaré un poco cómo tengo organizado esto de los ordenadores en mi casa. Tengo una torre y dos portátiles (uno antiguo y otro más moderno). En la torre me gusta que “todo vaya como la seda” y en los dos portátiles hago pruebas y cacharreo más. En la torre suelo instalar otros SSOO, pero siempre mediante máquina virtual. Porque la verdad, que el arranque dual me suele dar mucha pereza. Y sé que no lo voy a usar. En cambio, en los portátiles es donde pruebo, quito y pongo sin problemas porque cuando me canso, lo dejo y sigo en otro momento; pero la torre sirve para el trabajo diario. Desde actualizar mis webs, ver los emails, ver las noticias, hasta escuchar la radio, música, ver series, pelis, etc.

Lo que realmente más me ha molestado es que sé que teniendo un gran ordenador ni le saco el rendimiento necesario ni trabajo con soltura y tranquilidad. Sus características principales son:

  • Placa base Asus Striker II Formula
  • Procesador Intell Core 2 Quad 9550
  • Tarjeta gráfica Gainward GTX 285 con 2GB de memoria
  • 8GB de memoria RAM OCZ @ 1033 MHZ
  • Disco duro principal: Western Digital Velociraptor – 1000rpm – SATA II
  • 3TB repartidos en otros discos duros SATAII
  • Regrabadoras DVD Plextor SATA II
  • Resto de componentes y refrigeración de Thermaltake y marcas similares de Modding

Y creo que con este equipo se debería de poder trabajar bien sin problemas. Y los últimos días han sido un infierno. Incluso he tenido algo desatendidas mis webs y principalmente ExperienciaDigital.es; que con lo que corre la informática, si me despisto se queda todo atrasado. Así que como mi paciencia se ha agotado, he decidido olvidarme de Windows y entrar de lleno en MAC OS X para ver qué me parece. Aunque he trasteado mucho con Linux, MAC OS X tiene sus cosas particulares. Y a partir de ahora voy a entrar de lleno en ellas.

A partir de hoy os iré contando mis aventuras y desventuras. Para todos aquellos que lleven conociendo MA OS X desde hace tiempo, les pido que me perdonen porque posiblemente las cosas que diga les parezcan tonterías. Pero quiero contar las cosas como las veo. De la forma más clara posible y mostrando que no será complicado el cambio, pero siempre surgen problemas. Los programas que usaba antes y ahora no puedo usarlos, y los programas que sí tienen versiones para los dos SSOO. No voy a volver a usar Windows para mi trabajo y ocio diario salvo en máquina virtual. También espero que perdonéis todos aquellos fallos o inexactitudes que pueda cometer.

Para terminar decir que he estructurado este artículo como un libro. Donde iré añadiendo los capítulos según me vayan surgiendo problemas, dudas, cuestiones, etc. He colocado un índice en la cabecera del artículo para que podáis seguir leyendo cómodamente por donde lo dejasteis la última vez.

 

INTRODUCCIÓN:

En primer lugar comentaros que el ordenador que os he comentado antes se lo he “donado” a mi padre. Aunque no le va a sacar ni un rendimiento del 1%, pero ha contribuido generosamente a la compra de mi nuevo Mac. Concretamente me he comprado el Mac Pro de 8 núcleos (2 procesadores).

Lo primero que llama la atención de este ordenador es que todo encaja como un Tente de Lego. No vas a necesitar un destornillador para nada. La bandeja inferior lleva los dos procesadores y la memoria RAM de cada uno (todo esto lo podéis ver en las fotos adjuntas). Los cuatro disco duros se introducen en sendas bahías que salen fácilmente de la parte superior del ordenador. Las unidades ópticas situadas en la parte superior izquierda, salen también como pequeños compartimentos. Todas las piezas salen y vuelven a encajarse como si fueran pequeños cajones de distitnos compartimentos.

Si esto anterior es algo que llama la atención, lo que sin duda te deja sin palabras es que es el ordenador que menos ruido hace de los que he visto en mi vida. Si te acercas a él, no puedes asegurar, sin miedo a equivocarte, si está encendido o no, sólo escuchando el ruido que genera. Incluso estando realmente cerca no sabes si está encendido o no. Es algo que jamás me había pasado en un ordenador. Y he tenido algunos que se refrigeraban por agua. Y la temperatura de los micros van de 42 a 50 grados de media en pleno agosto español.

En general, tanto por el hardware como por el software estoy tremendamente satisfecho. Las pegas fundamentales son el precio y la tarjeta gráfica que incluye. Lo del precio, es algo opinable. 3000€ puede ser caro o no dependiendo de si te lo puedes permitir y de si valoras la tranquilidad que te da el que no te esté dando problemas el hardware ni el software. Así como también el seguro de dos años que tengo contratado con el cual si tiro el Mac Pro por la ventana, me dan otro nuevo. Lo de la tarjeta gráfica sí que no tiene nombre. Es una cagada con todas las letras. Yo tengo la teoría de que no por ser un producto Apple no va a tener fallos. Me hace gracia la gente que adora Apple y parece que pase lo que pase y hagan lo que hagan todo lo hacen bien. Como por ejemplo: te compras el iPhone 4 y resulta que da problemas con la cobertura si tocas no se qué sitio. “Total, es Apple. Y además quién necesita un iPhone para llamar por teléfono. Eso es algo ridículo”. Pues sí señores, Apple también comete fallos. Apple también se equivoca. Me parece ridículo recordar esto, pero creo que hoy por hoy no está tan claro. Vamos por corrientes. Ahora estamos en la de “Microsoft malo; Apple bueno”. Da igual lo que hagan y los problemas que tengan los productos. Volviendo a la tarjeta gráfica, resulta que te ponen en este maquinón una Nvidia Geforce GT120 (con la triste cifra de 389 puntos en los benchmark) y que debe costar unos 75€ o algo así. Cuando la gráfica que tenía mi PC antiguo era una GTX 285 2GB (2028 puntos). Además ambas tarjetas está ya está casi descatalogada porque ahora está la gama GTX 4xx. Pero siendo ambas gamas ya algo casi obsoleto, creo que no admite comparación entre ambas gráficas. No digo que tengan que poner una gráfica tremenda. Pero poner esa gráfica es totalmente ridículo para el ordenador que te has comprado. Ya os comentaré cómo voy avanzando en usar la GTX 285 para PC en un Mac Pro…

 

PRIMER CAPÍTULO: PRIMERAS IMPRESIONES

Como habéis podido ver he cambiado el título del artículo. Ahora queda como “más profesional”. Después de aprender que el término swither está totalmente extendido entre los que dejan de lado a Windows para entrar en MAC OS X.

La principal diferencia que aprecio cuando estoy usando MAC OS X con respecto Windows es la forma de organizar y mostrar la información al usuario, y la forma de instalar las aplicaciones. Como cualquier cambio, al principio puede resultar algo caótico, pero con un rato trasteando ves que no tiene mayor dificultad. Es posible que uses algún atajo de teclado que no sirve ahora o que tardes más en encontrar las aplicaciones, pero poco a poco es todo bastane lógico y sencillo. Después de horas trasteando a veces cometo algún lapsus por continuar con el chip Windows, pero poco a poco le voy cogiendo el truco sin mayor problema.

Cuando enciendo por primera vez el MAC, veo que la forma de presentarme los programas y carpetas más usados ya es diferente. Ahora ya no tenemos el Menú de Inicio, sino que una especie de barra (el dock) recorre toda la parte inferior de la pantalla y en ella se muestran todos los iconos y carpetas que más voy a usar. El dock tiene una barra de separación y ajustes que sirve para separar entre los iconos de aplicaciones a la izquierda, y carpetas y documentos a la derecha. Cuando una aplicación quiere llamar nuestra atención porque se requiera de alguna acción, el icono que tiene sobre el Dock dará unos saltitos para que nos demos cuenta.

La segunda diferencia es que los menús principales de cada programa ya no están sobre la ventana del programa, sino que están de forma fija sobre una línea en la parte superior de la pantalla. Puedo tener la pantalla ocupando sólo una pequeña porción de espacio, que al activarla, el menú superior se irá cambiando y mostrando las opciones correspondientes a cada programa.

El primer menú que aparece en la parte superior es el menú Apple. Desde donde siempre se puede acceder a las mismas opciones: apagar, reiniciar, actualizar software, preferencias del sistema, etc. A continuación aparece el nombre del programa activo en este momento. Donde suelen aparecer opciones como las preferencias, salir, acerca de, etc. Después ya tenemos el resto de menús: archivo, edición, ver, etc (dependiendo de la aplicación puede cambiar incluso no teniendo ninguno).

En la parrte derecha de la barra superior tenemos lo que podríamos llamar los iconos de sistema: fecha, búsqueda, abrir dispositivos, sonido, pantalla, etc.

La tercera gran diferencia que he encontrado es la forma de instalar las aplicaciones. Se suelen distribuir en formato imagen “dmg”. Al hacer doble clic en esta imagen se montan igual que si introdujéramos un dvd, un pendrive u otro dispositivo. Se carga en la barra izquierda y se puede acceder a la imagen como a cualquier otro dispositivo. Una vez que abrimos esta imagen, he encontrado de tres formas distintas de instalación de una aplicación (podéis ver en las imágenes las capturas de cada tipo) :

  • Aparece una ventana en la que indica que arrastre el icono de la aplicación al icono de la carpeta de programas.
  • Aparece una aplicación simplemente (“archivo.app”) y soy yo el que debo arrastrarla directamente hasta la carpeta de Aplicaciones del Finder (navegador de archivos. Lo veremos después). Es posible que en este caso lo hayamos descargado en formato comprimido (zip, rar, tar).

  • Un paquete (“archivo.pkg” o “archivo.mpkg”) que debo instalar. Pero no copiándolo a la carpeta de Aplicaciones, sino que es el típico instalador de “siguiente, siguiente“.

Lo que realmente estamos copiando a la carpeta Aplicaciones es una “carpeta contenedora” o “paquete”. Que incluye dentro de ella otras subcarpetas y archivos que son usados para ejecutar el programa. La principal novedad con respecto a Windows en el tema de instalar programas es que la mayoría de los programas instalados son sólo un paquete. Todo está contenido dentro de este archivo contenedor. Y no hay que abrirlo para nada. Sólo hacemos doble clic en él y ya se abre nuestra aplicación. Además, el icono de la aplicación es lo único que vemos en este paquete. Ya no vamos a tener la carpeta de Aplicaciones llena de archivos y más archivos. Cada programa sólo ocupa un archivo; un paquete. Si queremos ver su contenido, podemos pulsar sobre el paquete con el botón derecho del ratón y elegir “mostrar contenido del paquete”. En este caso podemos ver qué contiene realmente. Hay algunos programas que sí que instalan archivos en alguna que otra carpeta; pero la tónica general es la de mantener todo en un paquete que sea fácil de localizar y de ejecutar.

 

 

SEGUNDO CAPÍTULO: USO DE LOS PROGRAMAS Y APLICACIONES

A la hora de usar lor programas me he encontrado con grandes diferencias con respecto a Windows. La principal diferencia es que una aplicación no se cierra por el mero hecho de pinchar en su “cruz roja superior”. Aunque se cierre la ventana si haces eso, la aplicación sigue abierta realmente. Con lo cual podemos tener muchas aplicaciones abiertas sin darnos cuenta. Esto puede ser bueno para poder abrirlas de nuevo y seguir usándolas; pero puede resultar que si no tenemos unas características buenas en nuestro MAC ralentice el rendimiento. Toda aquella aplicación que esté en el Dock y tenga un “punto de luz blanca” debajo quiere decir que no está cerrado realmente. Sino que continua ejecutándose aunque esté minimizado. Si realmente queremos cerrar un programa, deberemos hacer clic con el botón derecho del ratón sobre él y seleccionar “salir”. Tambié nen este menú contextual se puede elegir entre las diferentes ventanas abiertas del programa. La única aplicación que no se puede cerrar es el navegador de archivos Finder. Aunque sí se puede reiniciar (botón derecho sobre su icono en el Dock).

A la hora de navegar por los directorios de mi ordenador, he notado ciertas diferencias con respecto al explorador de Windows. El equivalente al botón Maximizar de Windows ahora sirve para mostrar el tamaño máximo o mínimo de la ventana (zoom de ventana). Pero el tamaño máximo no quiere decir que ocupe toda la pantalla, sino que ocupará lo máximo para que se vea todo lo necesario. Dejando libre el resto de pantalla que no necesite.

Los ítems se pueden visualizar como iconos, listado, columnas y Cover Flow. Las dos primeras con muy parecidas a Windows. En la tercera, cada vez que selecciones una carpeta, a su derecha se desplegará el contenido. Y si seleccionas un elemento se mostrará su previsualización. En la vista Cover Flow se puede hacer una previsualización completa de los archivos, ya que más de la mitad de espacio se usa para mostrar el contenido del archivo.

En la parte superior derecha aparece un botón que sirve para mostrar u ocultar la barra de herramientas superior y la barra lateral de exploración; dejando sólo la parte de exploración.

Aspectos negativos que he encontrado:

  • No se puede “cortar – pegar”. Para hacer esto tienes que arrastrar el archivo. En el menú Edición sí aparece la opción Pegar pero se usa para texto no para archivos.
  • No he conseguido que en la vista de iconos las carpetas aparezcan siempre las primeras. Aunque seleccionemos Ordenar por Clase, hay algunos archivos que se muestran delante de las carpetas. Como por ejemplo: pdf, dlc, mp3, etc. Hay trucos por ahí en los que se puede añadir un punto delante de la traducción del nombre de la carpeta para que se coloquen delante: “.carpeta”. Pero creo que se debería poder hacer sin ningún tipo de truco… sigo buscando a ver…
  • Cuando selecciono varios archivos y pincho en Obtener información, me muestra la información de cada archivo en ventanas diferentes. Pero no muestra el tamaño total de los archivos seleccionados. (Con la tecla Opción aparece Mostrar Inspector)
  • No he podido modificar el tamaño de los iconos de la barra lateral de navegación. Normalmente me gustaría ponerlos algo más grandes.

(Continuará)

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry, you must be logged in to post a comment.